. .
La fascinación de la fotografía con luz de flash.

Efecto ojos rojos

Un flash incorrecto produce “ojos rojos”


Ojos rojos a causa del aparato de flash integrado en la cámara

En la mayoría de los casos, las personas fotografiadas salen con ojos rojos cuando miran más o menos de frente a la cámara y se trabaja con un aparato de flash integrado en la cámara. El flash ilumina el fondo del ojo, la retina vascularizada se hace visible a través de la pupila y la cámara la registra como mancha roja. Para fotografías con flash directo, la iluminación general del espacio siempre debería mantenerse relativamente elevada. Ya que cuanto más brillante la luz, más se cierran las pupilas, ocultando el color encarnado de la retina. A pesar de la elevada iluminación ambiente, los preflashes emitidos por los distintos aparatos de flash propios de las cámaras no siempre garantizan que se registre el color de ojos natural de la persona fotografiada. Como ya sabe, los preflashes producen el cierre de las pupilas con respecto al flash definitivo, sin embargo, los ensayos demuestran que esto sólo permite atenuar el efecto ojos rojos, pero no evitarlo.


Se recomienda Metz mecablitz

Con el correspondiente aparato de flash de sistema de Metz se evitan los ojos rojos. Ya que el reflector de flash del Metz mecablitz queda situado por encima de la cámara, de modo que en las fotografías con flash directo, la luz del mismo no es dirigida frontalmente a los ojos, sino mínimamente por encima. Asimismo, también puede separar de la cámara el flash de sistema Metz y colocarlo lateralmente de modo que la luz deje de incidir directamente sobre la retina. También tiene la posibilidad de iluminar indirectamente con flash a la persona que desee fotografiar. En cualquier caso, para niños, bebés o animales se utilizará la iluminación indirecta con flash. Sus pupilas se hallan desproporcionadamente abiertas, de modo que el efecto ojos rojos queda prácticamente asegurado de antemano.