. .
La fascinación de la fotografía con luz de flash.

¿Por qué usar flash de sistema?

Triunfo sobre el flash integrado

Puede que con frecuencia, las soluciones integradas resulten sumamente prácticas, no obstante, no siempre son de gran efectividad: prestigiosos fabricantes de cámaras suelen ofrecer cámaras digitales réflex con un pequeño aparato de flash integrado. “Práctico” es el argumento de venta esgrimido, algo que todo el mundo sabe apreciar. El aparato de flash, en unión prácticamente indivisible con la cámara, pasa casi desapercibido por su peso, al tiempo que le permite prescindir de quitar y poner una y otra vez la fuente de luz. Ahora bien, el “práctico” argumento de venta convence hasta que se revelan las primeras fotos. Fondos de imagen con una nefasta exposición y ojos rojos de las personas fotografiadas son sólo la punta del iceberg. Además, salta rápidamente a la vista: no todos los flashes son iguales.

Resultado con un Metz mecablitz, número- guía 20
Resultado con un potente Metz mecablitz como el mecablitz 58 AF-2 digital

Alta potencia luminosa

El flash integrado en la cámara suele disponer de un número guía en torno a 12 (ISO 100/21°). Esto quiere decir que le basta para iluminar de forma suficiente una distancia máxima de aprox. 2 m con diafragma 5,6. En comparación, un flash de sistema de gama media con número guía 50 ofrece ya unos resultados excelentes con la misma sensibilidad de película a una distancia de aproximadamente 9 m. Para las mismas condiciones, un aparato potente con número guía 76 puede iluminar con facilidad incluso objetos a una distancia aproximada de 13 m.

Variadas formas de utilizar el flash

En la mayoría de los casos, un aparato de sistema conlleva la ventaja del reflector giratorio. Además, usted puede colocar los correspondientes aparatos de flash de sistema con independencia de la cámara e incluso utilizar varios aparatos de flash externos. Para usted, esto se traduce en una variada y creativa utilización del flash: desde evitar fuertes sombras y ojos rojos hasta lograr artísticos retratos y unas escenas con gran efecto de iluminación.

Tecnología experta y amplia gama de accesorios

En general, simplemente conseguirá mejorar sus fotos con un aparato de flash externo, ya que el aparato correspondiente funciona en modo de flash tanto automático como manual con tecnología inteligente, la cual se puede ajustar perfectamente a la toma que desee realizar en ese momento. Una amplia gama de prácticos accesorios le presta apoyo de forma activa en sus andanzas fotográficas. La iluminación con un aparato de flash le resultará tan entretenida que le llevará a utilizar cada vez más el flash incluso de día. Ya que un aparato de flash hábilmente situado supone el complemento ideal para la luz solar. Los fotógrafos profesionales, por ejemplo, no sólo trabajan en la oscuridad, sino también a plena luz del día: la iluminación artificial le permitirá siempre controlar la toma en cada situación.