. .
La fascinación de la fotografía con luz de flash.

Medición de claro-oscuro

Modo de flash automático: fascinación por los contrastes exigentes


En sus fotos aparecen rostros pálidos o muy oscuros cuando en realidad había querido fotografiar de lo más favorecedor a sus familiares más queridos. Evidentemente, en las tomas se produjo un fuerte desequilibrio en su campo de medición entre los valores cromáticos claros y los oscuros. En este caso dispone de la posibilidad de ampliar el campo de aplicación del modo de flash automático.


El sensor en el modo de flash automático efectúa una medición integral, es decir, mide el valor medio de luminosidad sin tener en cuenta una zona determinada de la imagen. Esto le permite estar seguro de que el modo de flash automático siempre le va a ofrecer el valor de diafragma correcto cuando la relación claro/oscuro de la imagen sea de aprox. 1:1. Ahora bien, si trabaja en un rango extremo y enfoca por el visor un campo óptico en el que la relación claro/oscuro esté completamente desequilibrada, el valor de luminosidad predominante determinará el resultado de medición del modo de flash automático. Una persona vestida de oscuro situada delante de una gran pared blanca (al prevalecer el blanco en la imagen) aparecerá aún más oscura. Así pues, el modo de flash automático desplaza el blanco, como valor de luminosidad predominante, hacia el gris, superponiéndose adicionalmente a la persona de por sí ya oscurecida. Una persona vestida de blanco situada delante de una gran pared negra queda lógicamente sobreexpuesta, ya que el modo de flash automático intenta en este caso aclarar el color negro predominante en la imagen llevándolo hacia el gris. El aclarado también se aplica a la persona de por sí ya blanca.


Belleza fulgurante con Metz mecablitz: fotografías florales de Katrin Sdun-Heinlein

En semejantes casos extremos, el fotógrafo debe efectuar correcciones. Al fotografiar a una persona vestida con ropa clara situada delante de una pared negra, el número de diafragma automático se ajusta un nivel por debajo (p. ej., cámara 8, ordenador 5,6) con respecto al número de diafragma de la cámara. De este modo, el aparato de flash emite a un nivel de diafragma menos de luz, evitando así la sobreexposición de la persona. En el caso de la persona vestida de oscuro situada delante de la pared blanca se procede de forma opuesta, es decir, en la cámara el diafragma 8 y en el aparato de flash el diafragma automático 11.

Otro método para la solución de tales casos extremos consiste en cambiar al modo de flash manual y leer el diafragma de la cámara a ajustar en el calculador de diafragmas del aparato de flash o bien calcular mediante la fórmula de número guía.

Diafragma = número guía: distancia de toma.

Con este método es inevitable reproducir correctamente en la fotografía los distintos valores de luminosidad del campo de toma.